antibióticos niños

Los niños están consumiendo demasiados antibióticos

Los investigadores advierten que el uso excesivo de antibióticos puede llevar a un difícil tratamiento de las infecciones mas complicadas.

Demasiados niños siguen recibiendo recetas de antibióticos para resfriados , faringitis virales y otras enfermedades que no requieren ni responden a los antibióticos , sugiere un estudio.

Los antibióticos son algunos de los tratamientos más potentes que los médicos pueden ofrecer.

Sin embargo, su uso excesivo puede conducir a resistencia a los antibióticos para tratar otras infecciones mas difíciles.

Los investigadores examinaron la frecuencia con la que los médicos prescriben antibióticos a los niños de 14 años y menores desde 2007 hasta 2008. Los investigadores compararon estos números con las tasas de prescripción en 1993 a 1994 para ver si algo, había cambiado.

Los investigadores se centraron en cinco infecciones comunes del tracto respiratorio superior:

  • Dolor de garganta
  • Los resfriados comunes
  • Las infecciones del oído (otitis media)
  • Bronquitis (inflamación de las vías respiratorias)
  • Los senos paranasales (sinusitis)

Muchas de estas infecciones son causadas por virus, no por bacterias.

Los antibióticos no son útiles en el tratamiento de infecciones virales.

El número de prescripciones de antibióticos para estas enfermedades se redujo, pero sigue siendo demasiado alto. Desde 2007-2008, los pediatras recetan un antibiótico durante 229 de cada 1000 visitas al consultorio. Esta cifra es 24% menor que en el período 1993-1994.

Menos médicos estaban recetando antibióticos para los resfriados y dolores de garganta en el período 2007-2008. Hubo pocos cambios en el número de prescripciones de antibióticos para las infecciones de oídos, bronquitis y sinusitis. A menudo los niños con infecciones del oído no necesitan antibióticos.

antibióticos niños
antibióticos niños

La presión para prescribir los antibióticos

¿Entonces por qué todavía estamos repartiendo demasiados antibióticos?

“Los médicos a menudo se sienten presionados para prescribir cuando no están seguros o creen que el padre espera una receta”.

Esta práctica puede parecer inofensiva, pero no lo es, dice ella.

“Cuando un niño recibe un antibiótico innecesario  pone a el y a la gente alrededor de el en riesgo de infección por una bacteria mas resistente, que a menudo son graves y difíciles de tratar, e incluso puede causar la muerte”. “Los antibióticos son medicamentos que no siempre son inofensivos, ya que pueden estar asociados con efectos secundarios graves.” Estos pueden incluir reacciones alérgicas y / o diarrea .

Los padres deben preguntar qué es lo mejor para sus hijos en vez de pedir una receta para algo que probablemente no va a funcionar y puede ser dañino.

EL pediatra Roberto Posada, sabe que puede ser difícil enviar a los padres de un niño enfermo a casa con las manos vacías.

Los padres están ansiosos de que sus hijos están enfermos y también están frustrados por que no hay nada que puedan hacer para que él o ella se sienta mejor. Esto se ve agravado por el hecho de que muchosproductos para el resfriado y la gripe no se puede usar en los niños pequeños.

“Algunos médicos piensan que es más fácil prescribir algo y seguir adelante. Y en el lado del padre, espera salir con una receta para hacerle mejor a su hijo”.

Los padres pueden perder la visión global, dice. “Ellos dicen ‘es sólo mi hijo, ¿cómo afectará eso a todos los demás.” Pero si todo el mundo piensa de esta manera, tendremos un problema “.

“Estamos prescribiendo antibióticos como pediatras, que es un problema debido a la resistencia a los medicamentos, y se limitan nuestras opciones para el tratamiento de pacientes con infecciones graves más adelante”.

FUENTES: Tarayn Fairlie, MD, médico epidemiólogo de los CDC

Recuerda que los antibióticos no son siempre la solución para el malestar de tu hijo.

No olvides compartir
  •   
  •   
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *