11 Alimentos que debes comer si tienes hipotiroidismo

Nueces

Las nueces de Brasil, las nueces de macadamia y las avellanas tienen un alto contenido de selenio, que es necesario para convertir la hormona tiroidea T4 en T3. No exageres, porque estas nueces tienen mucha grasa y un poco de selenio te ayudará.

Los increíbles beneficios de las nueces

Frutas

Frutas como ciruelas, dátiles y arándanos son excelentes fuentes de yodo, que es esencial para la producción de las dos hormonas tiroideas, T3 y T4. Una media taza de arándanos contiene 400 mcg de yodo y puedes comprarlos frescos o congelados y agregarlos a los licuados.

El Poder de Los Arándanos

Hierbas

Jengibre

Jengibre

Las hierbas como el jengibre, la cúrcuma, la canela y el cilantro son buenas hierbas que ayudan a acelerar el metabolismo, lo cual es importante para las personas con baja función tiroidea.

Carne y pescado

La proteína de la carne y el pescado sirve como un bloque de construcción importante para las hormonas. Al elegir carne, trata de comer carne blanca orgánica de granja, como pollo y pavo, y para pescado, trata de comer pescado silvestre. Asegúrate de mantenerte alejado de las carnes y pescados procesados y ahumados que tradicionalmente son ricos en mercurio.

Probióticos

Probióticos

Probióticos

Los probióticos son importantes para mantener sus bacterias intestinales en niveles saludables. Los niveles normales de bacterias o flora en el intestino protegen contra los invasores, los alimentos no digeridos, las toxinas y los parásitos. Cuando las bacterias buenas y malas en el intestino se salen de control, puede experimentar fluctuaciones en la actividad tiroidea y el sistema inmune. Buenas fuentes de probióticos incluyen el té de chucrut, kéfir y komucha.

9 Alimentos para equilibrar y restaurar el intestino

Algas marinas

Un nutriente principal en las algas marinas es el yodo. Algunos casos de hipotiroidismo pueden surgir debido a la deficiencia de yodo, por lo que es importante preguntarle a su médico si está obteniendo suficiente yodo en su dieta. La mayoría de los países occidentales obtienen suficiente ingesta de la sal de mesa, pero una evaluación completa de tu dieta es una opción inteligente.

Carbohidratos complejos

Los carbohidratos complejos como el pan de grano entero o el arroz integral son un alimento básico ideal para agregar a tu dieta para la salud general, pero también son útiles para controlar los problemas de tiroides. Los carbohidratos complejos ayudan a la digestión y pueden ayudar a mejorar y equilibrar los niveles de la hormona tiroidea.

Verduras

Ciertas verduras como la calabaza o los guisantes pueden ayudar a estimular la función tiroidea al proporcionar nutrientes esenciales como yodo o zinc.

Grasas saludables

Las grasas saludables que se encuentran en los aceites vegetales y en ciertas semillas pueden ayudar a promover y proteger la función de la glándula de la tiroides. El aceite de oliva y las semillas de girasol son buenas opciones para agregar a tu dieta.

Vitamina D

Los estudios han demostrado que la deficiencia de vitamina D está asociada con la gravedad del hipotiroidismo. Para aliviar los síntomas de hipotiroidismo, aumenta la ingesta de vitamina D, a través de suplementos alimenticios después de hablar con el médico o a través de fuentes naturales como leche o pescado graso como el salmón.

10 horribles cosas que pasan con niveles bajos de Vitamina D

Selenio

Halibut

Halibut

El aumento de la ingesta de selenio ha mostrado resultados prometedores en la síntesis de hormonas tiroideas, de acuerdo con estudios recientes. Una buena fuente de selenio son las nueces de Brasil y varios pescados como el atún, el aleta amarilla o el halibut.

No olvides compartir
  •   
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *