11 terribles cosas que podrían estar en tu cepillo de dientes

[:es]11 terribles cosas que podrían estar en tu cepillo de dientes

11 terribles cosas que podrían estar en tu cepillo de dientes

Seguramente pensaras dos veces antes de lavarte los dientes el día de hoy, y te harás las siguiente pregunta. ¿Hace cuanto tiempo no cambias tu cepillo de dientes?

Lavar los dientes es una actividad que realizamos diariamente, pensando que estamos dejando nuestra boca libres de bichos y cosas que nos pudieran hacer daño.

Sin embargo, no por lavar tus dientes estas libre de todo, sobre todo si no empleas de manera adecuada tu cepillo de dientes, o bien si tu cepillo tiene mas de 3 meses de uso, aquí te dejamos una lista de:

11 terribles cosas que podrían estar en tu cepillo de dientes:

1. E. Coli

¿Adivina qué? Si tu baño tiene el lavabo y el inodoro en la misma habitación, y te enjuagas con la tapa del retrete abierta, hay materia fecal en todo dentro de un radio de entre 1 y 2 metros. El enjuague aerosoliza tu popó, deposita bacterias como Escherichia coli o E. coli, directamente sobre su cepillo de dientes, y al cepillarte con un instrumento cargado con E. coli podrías enfermarte. Esta bacteria está asociada con enfermedades gastrointestinales.

Escherichia coli o E. coli
Escherichia coli o E. coli

La gastroenteritis o diarrea infecciosa es una de esas enfermedades. En los baños con un inodoro junto al lavabo, los investigadores observaron los cepillos de dientes en uso normal entre uno y tres meses. Al llegar a los tres meses, encontraron colonias de E. coli. Este es un buen recordatorio para reemplazar tu cepillo de dientes cada tres meses.

Una vez que E. coli y las otras bacterias en esta lista forman colonias, son mucho más difíciles de matar porque comienzan a formar una matriz extracelular, que los protege de los medicamentos antimicrobianos que pueden estar en la pasta de dientes, el enjuague bucal e incluso antibióticos. Una de las razones por las que no puedes tomar un antibiótico y decir ‘bien, mi enfermedad dental está curada’ es porque en realidad están en una biopelícula.

Las colonias en tu cepillo de dientes son similares a las algas que crecen en el fondo de una alberca. Cuando piscina está llena de agua; no puedes simplemente sacudirla y quitarle las algas. Tiene que ser borrado porque están protegidas por esta matriz extracelular. De hecho, las biopelículas complejas tienen un sistema circulatorio. Entonces son casi como un organismo vivo, compuesto de todas estas bacterias diferentes.

Así que asegúrate de enjuagar con la tapa hacia abajo, lo que reducirá en gran medida la aerosolización y, por lo tanto, la basura literal en tu cepillo de dientes. Además, asegúrate de lavarse las manos después de usar el baño y antes de cepillarte para evitar la transferencia de materia fecal a tu cepillo de dientes de esa manera y cambia tu cepillo de dientes cada tres meses.

2. Staphylococcus aureus

Staphylococcus aureus
Staphylococcus aureus

Estafilococo áureo o estafilococo dorado, esta bacteria generalmente vive en tu tracto respiratorio y en tu piel, y, en las condiciones adecuadas, puede ser responsable de algunas cosas bastante desagradables. A menudo se asocia con infecciones resistentes a antibióticos o fascitis necrosante, que es una bacteria que se alimenta de carne. La fascitis necrosante ocurre cuando las bacterias ingresan a la piel a través de una herida abierta y, con mayor frecuencia afecta a personas que tienen otros problemas de salud que pueden obstaculizar los esfuerzos de su cuerpo para combatir las infecciones. Afortunadamente, esta condición es muy rara, pero es una de las cosas que podrían causar por un cepillo de dientes.

3. Streptococcus mutans

Tiene sentido que esta bacteria esté en tu cepillo de dientes, ya que es responsable de la caries dental. Lo mas común que ocurre es que cuando cepillas tus dientes, eliminas material en descomposición pero hay residuos que lo único que logras es cambiarlo de lugar.

Mantener las bacterias y otras cosas desagradables al mínimo en tu cepillo de dientes podría ser tan simple como lo que compras. Según un estudio, los cepillos de dientes con cerdas más claras o livianas retienen hasta un 50 por ciento menos de bacterias que las cerdas coloreadas, posiblemente porque las cerdas claras del cepillo de dientes tienen menos porosidad que las de color. Y en lugar de pinceles con mangos de lujo perforados o de goma, opta por mangos de plástico sólido que según el estudio ha demostrado que tenían menos carga de microbio que los mangos más grandes o perforados o de varias superficies porque hay menos rincones y grietas para que las bacterias se oculten.

4. Residuos de alimentos

¿Que cenaste anoche? Sí, probablemente todavía esté en tu cepillo de dientes a la mañana siguiente … ¡y ahora también es comida para las bacterias que viven ahí! . Evita las sobras involuntarias y elimina las bacterias al lavar el cepillo antes de que lo pongas en contacto con la boca con agua potable o un enjuague bucal antibacteriano.

5. y 6. Lactobacillus y Pseudomonas

Estas son dos bacterias que se han asociado con infecciones de tipo pulmonía, particularmente en entornos hospitalarios donde un paciente está conectado a un respirador. La Lactobacillus se considera una bacteria “amigable”, a veces se usa para tratar la diarrea y está presente en los alimentos y en nuestras propias tripas. También se puede relacionar con caries. Las Pseudomonas pueden causar infecciones oculares si usa lentes de contacto y no los limpia adecuadamente.

Por cierto, las bacterias prosperan en los cepillos que tienen cerdas deshilachadas, por lo que se recomienda reemplazar el cepillo de dientes si las cerdas parecen haber visto días mejores, incluso si no ha alcanzado los tres meses.

7. Herpes simple tipo uno

Y ahora, un virus! el herpes simple tipo uno solía llamarse herpes oral, pero ahora casi el 50 por ciento de las lesiones genitales también son herpes simple tipo uno. Los virus son diferentes a las bacterias porque vienen en pequeñas cápsulas, y técnicamente no están vivos; necesitan que sus células se repliquen. En un paciente que tiene un brote de herpes activo, un herpes labial oral, ese virus puede retenerse en el cepillo de dientes hasta una semana.

Herpes simple tipo uno
Herpes simple tipo uno

El virus del herpes simple se puede transmitir en la saliva, por lo que compartir los cepillos de dientes durante un brote de herpes oral podría conducir a una mayor transferencia de riesgo de partículas virales y, por lo tanto, la enfermedad.

8. Virus del papiloma Humano

Otro virus que puede hacer un hogar en t cepillo de dientes es el virus del papiloma humano o VPH. Está relacionado con el cáncer de cuello uterino y el cáncer de esófago y oral. Lo interesante del VPH es que la presencia de VPH en la boca parece disminuir si haces un buen trabajo con el cepillado dental. Y una vez más, si compartes cepillos de dientes con alguien que tiene VPH, podrías estar en riesgo de contraerlo tú mismo. Ambos virus son transmisibles en la saliva por lo que la transmisión viral a través de cepillos de dientes compartidos es una posibilidad.

1 de cada 9 hombres tiene VPH Oral

9. Candida

Este hongo es responsable de las infecciones por hongos y la dermatitis del pañal. La especie más común en la boca se llama Candida albicans, que causa aftas orales, básicamente, una infección de levadura en la boca. Se relaciona con tasas más altas de caries en los niños. En los niños que tienen infecciones por cándida, alrededor del 15% tiene restos de candida en el cepillo de dientes, y ciertamente puede pasarse entre hermanos u otros cepillos de dientes almacenados en la misma área. Para evitar que la candida infecte varios cepillos de dientes, asegúrate de que los instrumentos estén almacenados en posición vertical y lejos el uno del otro.

10. Humedad

Una de las peores cosas que tienes en tu cepillo de dientes es la humedad, ya que alienta a las bacterias a crecer. Después de unas 24 horas hay una caída precipitada de bacterias en los cepillos de dientes, y eso es realmente porque el cepillo de dientes se seca. Por lo tanto, si puedes, tener dos cepillos de dientes es probablemente una ventaja. Si estás usando un cepillo de dientes una vez cada 24 horas, se mantendrá agradable y seco, y las cargas bacterianas serán bajas.

Otra cosa que no debes hacer: cubre tu cepillo de dientes. Aunque es tentador debido a la materia fecal del inodoro, cubrir los cepillos de dientes o ponerlos en el botiquín no permite que se sequen. Los recuentos bacterianos en esos cepillos de dientes son considerablemente más altos que en los cepillos de dientes que se almacenan en posición vertical, se separan y se dejan secar por completo.

11. Sangre

Hasta el 70 por ciento de los adultos pueden padecer gingivitis y alrededor del 47 por ciento de las personas mayores de 30 tienen una enfermedad de las encías destructiva. Eso significa que tienen ulceraciones o roturas microscópicas en el tejido debajo de las líneas de las encías, donde no puedes ver, lo que permite que la sangre penetre en el cepillo de dientes. También permite que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo. En pacientes con inflamación, las bacterias en el torrente sanguíneo se disparan y podrían irritar esas inflamaciones, incluyendo masticar, comer, cepillarse los dientes e incluso visitar a tu dentista para que lo limpie. Así es como las bacterias terminan en placas asociadas con enfermedad del corazón.

La cantidad de bacterias en el torrente sanguíneo es en realidad proporcional a la cantidad de inflamación y enfermedades dentales presentes en la boca. Los pacientes que reciben cuidado dental regular -que incluye limpieza y exámenes dentales- han mejorado los niveles de inflamación gingival, menos sangre en la saliva y menos sangre en el cepillo de dientes. ¡Entonces haz una consulta con el dentista!

No olvides compartir
  •   
  •   
  • 3
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

1 thought on “11 terribles cosas que podrían estar en tu cepillo de dientes

  1. Muy cierto!!!!, las bacterias abundan en todo nuestro entorno, haciendo que formen parte de nuestra vida, pero logrando una higiene adecuada se puede prevenir las bacterias malas repelando enfermedades.
    La higiene consta en mucho pasos y de la mano de los controles podremos mantener una salud bucal y de bienestar casi perfecta, esto mencionado ayuda a nuestro ser a incorporarse también de manera mucho mejor dentro del ambito mental propio y social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *