12 maneras de deshacerse de los gases y la inflamación

Al hablar de gases, no debe haber rodeos. Una persona promedio pocas veces acuda el medico por un problema de gases. Llámenlo como ustedes quieran, gas, pedo, flatulencia, eructo inferior, pun, todos nos referimos a la misma situación incómoda que suele aparecer en el peor momento, durante una prueba en una habitación silenciosa, o en un ascensor abarrotado, o en medio de una importante junta en el trabajo.

También te puede interesar: Lo que tus gases dicen sobre tu salud

Por lo general, un simple gas intestinal es inofensivo, pero puede ser incómodo en más de un sentido, y es un síntoma en vez de una enfermedad en sí misma. Debido a que hay tantas causas posibles, hay muchas maneras de tratarlo, y generalmente puedes encontrar alivio con remedios naturales simples y con ingredientes que probablemente tienes en tu alacena

Por eso aquí te dejamos 12 maneras de deshacerse de los gases y la inflamación

1. Té de menta

La menta es ideal para calmar los estómagos agitados y aliviar los dolores o retortijones que causan los gases. Su aceite esencial contiene mentol, que tiene un efecto antiespasmódico del músculo liso de la vía digestiva. También alivia los nervios y, por lo tanto, puede calmar los estómagos que realmente sienten el efecto del nerviosismo y el estrés. Bebe una taza después de la cena para ayudar a que las cosas se regulen y vuelan a la normalidad.

Té de Menta

Té de Menta

Ingredientes:

-1 bolsa de té de menta a base de hierbas
-1 taza más o menos de agua recién hervida

Indicaciones:
Tomar té parece algo bastante sencillo, pero hay una forma adecuada de hacerlo. Muchas veces dejamos que la bolsa de té se asiente en el agua durante varios minutos, luego tiramos de la bolsa y tomamos el líquido. Esto no permite que toda la bondad del té se infunda a fondo, y nos estamos cortando una buena parte de los beneficios.

Después de hervir el agua, viértela sobre la bolsa de té en una taza y luego cubre la taza (un plato funciona bien). Déjala reposar durante 10 o 15 minutos. Retira la tapa y saca la bolsita de té, exprimiéndola para sacar hasta la última gota. Si esta muy caliente para exprimirlo con la mano, presiónalo contra el costado de la taza con una cuchara. Bebe, relájate y disfruta.

2. Déjalos salir

La sociedad es muy severa y muy cruel al respecto, si alguien por descuido o por no aguantar mas, suelta una ruidosa flatulencia, créanme que será uno de los pasajes mas penosos en la vida de esa persona. Sin embargo, cuando el aire esta ahí en algún momento tendrá que salir, y retenerlo solo empeora las cosas, vas a sentir una inflamación en el estomago, así que date el tiempo para ir al baño y sentirás que te quitas una pesada loza.

3. El Jengibre, el domador del estomago

Ya sea que tengas náuseas, tengas problemas como diarrea, o por desgracia sufras de indigestión, es probable que te hayan dado jengibre de alguna forma para calmar tu estomago. Este ingredientes es capaz de realizar sus maravillas debido a varios componentes químicos diferentes que posee.

Jengibre

Jengibre

Dos sustancias químicas clave (gingeroles y shgaoles) relajan la vía intestinal y alivian cualquier inflamación, mientras que la raíz en su totalidad actúa como carminativa, es decir, previene la formación de exceso de gases o ayuda a expulsarlos.

Ingredientes:

  • 1 raíz de jengibre fresca
  • Un rallador (opcional)
  • 1 taza de agua hirviendo, si te haces té
  • Limón y miel (opcional)

La miel y los increíbles beneficios que no conoces

Indicaciones:
Hay varias maneras de hacer té de raíz de jengibre, pero para los pedos, usa una pieza mediana de raíz de jengibre cruda que se vea bien y fresca. Raya bien, como una papa, bajo agua tibia. Corta de 4 a 6 trozos delgados del tamaño de un cuarto y colócalos en una taza grande. Agrega un toque de miel o limón si lo deseas, y luego vierte agua muy caliente sobre las rebanadas. No dejes que hierva; apaga el hervidor justo antes o inmediatamente después. Cubre y deja reposar durante 10 minutos antes de disfrutar. Bebe una taza antes o después de una comida para ayudarle a tu estomago con la digestión.

Otra forma de aprovechar los beneficios del jengibre es comer una cucharadita de jengibre fresco rallado antes de las comidas, o mordisquear una raíz durante todo el día.

4. Alcaravea

Durante siglos, la alcaravea se ha utilizado para que los gases atrapadoa en la vía digestiva salgan un poco por la puerta trasera. En Inglaterra desde la Edad Media en adelante, se ha informado que ayuda al gas a que salga y no se quede atrapado.

Alcaravea

Alcaravea

Por supuesto, el aire es solo una parte pero, si te encuentras inflamado demasiado por gas atrapado, come una un puñado de semillas de alcaravea directamente, o galletas de alcaravea en caso de que el sabor es demasiado fuerte, podría ayudar.

Ingredientes:

  • Una pizca de semillas de alcaravea O varias galletas de alcaravea

Indicaciones:
Cuando te sientas inflamado y no puedas expulsar ese gas, come una pizca de semillas de alcaravea o unas cuantas galletas de alcaravea. Si sufres de inflamación regular debido al gas, intenta comer una pizca cada mañana hasta que sientas que ya no es necesario.

5. Té de manzanilla

Si la menta no es de tu total agrado, o no parece funcionar, la manzanilla es un buen camino a seguir. En Alemania, un lugar donde los tratamientos a base de hierbas se usan con más frecuencia que en el oeste, llaman a la manzanilla alles zutraut, que se traduce como “capaz de cualquier cosa”, porque es muy útil.

Antiespasmódico, antiinflamatorio y simplemente relajante, la manzanilla puede ayudar con el gas debido a la indigestión y la pirosis, mientras que la menta es mejor para el gas causado únicamente por la indigestión.

Ingredientes:

  • 1 bolsa de té de manzanilla
  • 1 taza más o menos de agua recién hervida
  • Miel o jugo de limón (opcional)

Indicaciones:
Hierve aproximadamente 1 taza de agua y viertela sobre la bolsita de té. Cubre la taza y deja reposar el té durante 10-15 minutos. Exprime la bolsa para sacar todos los restos de bondad y agrega un poco de miel y limón si quieres. Evita la leche, que tiende a provocar gases.

6. Calabaza

El gas generalmente es causado por una digestión inadecuada de los alimentos, por lo que los alimentos con alto contenido de fibra (como los frijoles) a menudo crean algunos problemas con las flatulencias.

7 Saludables Beneficios de los frijoles Negros

La fibra es difícil de digerir, por lo que pasa a través de nuestro intestino a granel. Cuando los alimentos no se descomponen en el intestino delgado, entran en el intestino grueso donde las bacterias naturales se deleitan con él. Como subproducto de su masticación, producen una variedad de gases, lo que nos produce toda una serie de problemas. La calabaza es útil porque puede reducir la cantidad de gas creado. Come junto con cualquier comida para cortar tu problema de raíz.

Ingredientes

  • Alrededor de una taza de calabaza, al horno, al vapor o a la parrilla o prepara una receta de calabaza diferente si lo prefieres

Indicaciones:
Coma aproximadamente 1 taza de calabaza con tu comida para evitar gases. Puede prepararlo al horno, al vapor o a la parrilla, o preparar una receta propia.

7. Carbón

El carbón activado ha ayudado a varias personas con sus gases, aunque no se conoce una razón exacta. Se cree que es porque el carbón activado es poroso (se crea como carbón normal, pero se oxida con vapor caliente o aire que lo hace desarrollar poros) y estos espacios internos son buenos para atrapar químicos, por lo que se usa en el caso de sobredosis de drogas.

Píldoras de Carbón

Píldoras de Carbón

Puedes aplicar la misma línea de pensamiento para eliminar el exceso de gas emitido por bacterias en nuestros intestinos. Si deseas ver si esto podría ser efectivo, habla con el médico y lee la dosis en la parte posterior del envase. Hay polvo, cápsulas y en forma de tableta, es mas fácil encontrarlas en tiendas naturistas.

8. Masticar varias veces los alimentos

El gas se crea, en la mayoría de los casos, por los alimentos que tienen dificultades para procesar. Si masticas tu comida a fondo, la digerirás más rápido y pasará por tu cuerpo con facilidad. Eso significa que cuando comes muy rápido estarás generando mas gases que se acumulan y deberán ser expulsados.

9. Agua tibia de limón

Un vaso de agua tibia de limón todas las mañanas mantiene alejado al médico. Puede que no suene tan bien como “una manzana al día”, pero sigue siendo un hábito útil. El Limón es bueno para ti de varias maneras.

Te ayuda cuando se trata de aliviar el dolor causado por un gas. La acidez en el limón estimula la producción de HCI (ácido clorhídrico) que es lo que descompone nuestra comida. Más HCI = alimentos que se descomponen de manera más eficiente = menos hinchazón y gases. El agua lava tu sistema y mantiene tu tracto digestivo moviéndose suavemente. Esta mezcla también funciona como una excelente forma de desintoxicar todo el cuerpo, ya que el limón ayuda a que las enzimas del hígado trabajen más eficientemente.

Ingredientes

  • 3 rodajas de limón fresco O 1-2 cucharadas de jugo de limón
  • Un vaso de agua

Indicaciones:
Cuando te despiertes por la mañana, antes de desayunar y cuando tengas el estómago vacío, calienta una taza de agua. No necesita estar caliente, solo agradable y calentita. Corta 3 rodajas de limón fresco y exprime el jugo en el agua. Revuelve un poco y bebe todo el vaso. Si no tienes limón fresco, sustitúyelo con una cucharada más o menos de jugo de limón. Puedes ajustar la cantidad de limón que agregas, en realidad, solo asegúrate de que el agua esté turbia.

10. Dieta balanceada

Muchos de los alimentos que comemos hoy, especialmente en la cultura occidental, solo significan problemas. Bebidas cargadas de cafeína, dulces azucarados, alimentos grasos fritos y otros ingredientes desagradables significan que tu perdición es inminente. Y por fatalidad me refiero a tener que sufrir la necesidad de sacar un pedo en un ascensor abarrotado que se detiene en cada piso.

Si bien es sin duda la mejor manera de evitar estos factores desencadenantes poco saludables, los alimentos saludables como los frijoles y el brócoli también pueden causar gases, gracias a su alto contenido de fibra. Puedes intentar limitarte a sí mismo cuando se trata de alimentos culpables sanos, pero realmente centrate en los no saludables. Te sentirás mejor en general, y si tienes gases, al menos sabes que es gas natural.

11. Ponte en Forma

La dieta y el ejercicio van de la mano y combinados constituyen uno de los remedios más poderosos para una gran cantidad de dolencias y enfermedades que nos aquejan. Una pequeña dedicación diaria te va a llevar un largo, largo y largo camino cuando te sientas bien.

También ayudará con tu problema de gases, porque el gas a menudo es causado por el estilo de vida y / o la dieta. Si haces ejercicio y te mueves, mantienes la motilidad del tracto digestivo acarreando y expulsarás gas a un ritmo que no te dejará apenado en una junta o en el salón de clases.

La mayoría de las personas experimentan flatulencias en promedio 14 veces al día sin importar nada, y hacer ejercicio ayuda a mantener esa regularidad.

12. Semilla de anís

El anís tiene propiedades antiespasmódicas y ayuda a relajar la vía digestiva, que tiene una tendencia a reaccionar al estrés de maneras desagradables. La relajación también ayuda con los calambres. También es un carminativo, que es simplemente una forma elegante de decir que se sabe que expulsa el gas reprimido y alivia la hinchazón que lo acompaña. Siempre consulta con el médico, pero los padres con bebés con cólicos han dicho que el suministro de semillas de anís en el agua muchas veces brinda alivio a sus hijos.

El gas es una parte natural de la vida. Desarrollamos una cultura que hace terriblemente embarazoso dejar salir un gas y crea más problemas de los que merece la pena. Si los gases salen es porque todo esta funcionando dentro. Dicho esto, demasiado de nada nunca es algo bueno. Una fuga de gas puede crear todo tipo de situaciones incómodas, ya sea que deberían o no, y con algunos remedios naturales puedes ayudar a mantener la digestión en buenas condiciones.

Dato curiosos sobre las flatulencias
-Hay un área científica de la medicina llamada “flatología”, que prácticamente se traduce como, “el estudio de los pedos”. … No estoy seguro de poder manejar las conferencias.

No olvides compartir
  •   
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *