Ciática durante el embarazo

Ciática durante el embarazo

Las mujeres embarazadas pueden disfrutar de muchos de los aspectos y sensaciones al llevar un bebe en el vientre. Sin embargo cuando experimentan ciática, por lo general no es parte del embarazo que desean recordar, lo harán de manera muy desagradable.

Se ha estimado que alrededor del 50% de las mujeres embarazadas experimentarán algún tipo de dolor de espalda durante el embarazo o poco después de dar a luz. Pero no siempre es causado por la ciática. Según un estudio publicado en junio de 2008 en la revista especializada Current Reviews, la ciática se produce en aproximadamente el 1% de todas las mujeres embarazadas.

Causas de la ciática durante el embarazo

Ciática durante el embarazo
Ciática durante el embarazo

Cambiar los niveles de hormonas, junto con la mecánica (aumento de peso, centro de gravedad cambiante, músculos centrales estirados) puede contribuir al desarrollo de la ciática durante el embarazo.

Las mujeres pueden tener irritación mecánica del nervio ciático por el cambio en la forma y el tamaño del cuerpo durante el embarazo. Según los médicos expertos en medicina física.

Las hormonas que se producen durante el embarazo “aflojan” las articulaciones para preparar a las mujeres para el parto. Esto puede causar un gran desplazamiento y estiramiento de los ligamentos y las articulaciones de la pelvis, lo que lleva a la ciática.

Según los médicos, los síntomas suelen empeorar después del mayor aumento de peso, que generalmente ocurre en el tercer trimestre.

El peso del bebé en desarrollo ejerce presión sobre el nervio ciático. Nervio corre por debajo del útero hasta las piernas. Es por eso que las mujeres embarazadas pueden sentir dolor ciático en esa área del cuerpo.

Factores de riesgo para la ciática durante el embarazo

Las mujeres que están en riesgo de desarrollar ciática durante el embarazo incluyen las presentan alguno de los siguientes factores:

  • Historia de trauma pélvico
  • Dolor lumbar crónico
  • Dolor en la parte inferior de la espalda durante un embarazo anterior

¿Es ciática o dolor sacroilíaco?

A veces, lo que parece ciática durante el embarazo es realmente dolor en el área de la articulación sacroilíaca (SI). La articulación donde esta el sacro, el hueso triangular en la parte inferior de la columna vertebral, se conecta con los huesos ilíacos, los huesos grandes y parecidos a alas que forma la parte superior de la pelvis.

Un quiropráctico experto del tema, dice que el dolor sacroilíaco es mucho más común en el embarazo que la ciática. Esto se debe a que el cuerpo de una mujer embarazada produce relaxina. Una hormona que relaja los ligamentos y los tendones de la pelvis en preparación para el parto. Esto conduce a más movimiento y menos estabilidad que lo normal en la articulación sacroilíaca, lo que puede causar un dolor profundo en la ubicación de la articulación sacroilíaca que irradia al glúteo, la cadera, la ingle y la parte posterior del muslo.

Una pista de que el dolor en esta área es el dolor de la articulación sacroilíaca y no la ciática es que el dolor sacroilíaco no irá más allá de las rodillas, mientras que el dolor de la ciática puede extenderse a los pies.

Los ejercicios para la estabilidad del núcleo pueden ayudar a aliviar el dolor de la articulación sacroilíaca durante el embarazo.

Tratamiento de la ciática en mujeres embarazadas

Tratamiento para la ciática durante el embarazo
Tratamiento para la ciática durante el embarazo

En el caso de que una mujer tenga ciática, los médicos y los pacientes generalmente quieren ser conservadores con los tratamientos, evitando medicamentos y procedimientos innecesarios si es posible. Debido a que es bien sabido que la ciática puede ocurrir durante el embarazo, la mayoría de las mujeres entienden que puede ser solo parte del proceso de gestación y tratar de sobrellevar lo mejor posible sin tratamientos invasivos. Sin embargo, es importante que las mujeres comuniquen a sus médicos sobre el dolor.

5 ejercicios para aliviar el dolor de espalda baja

Hay algunas cosas que las mujeres embarazadas pueden hacer para aliviar la ciática que no requieren medicamentos o tratamientos invasivos.

  • Descansar y estirarse es importante, al igual que discutir el tema con el obstetra.
  • Cuando te acuestes, acuéstese del lado opuesto al dolor en tu cuerpo. Esta posición puede ayudar a aliviar parte de la presión sobre el nervio.
  • Evita levantar objetos pesados.
  • Evita estar de pie por largos períodos.
  • El ejercicio, como la natación, puede proporcionar cierto alivio.
  • Aplicar compresas calientes o frías en áreas dolorosas puede ayudar.
  • La acupuntura puede ayudar con el dolor de espalda y posiblemente con la ciática.
  • Intenta usar un cinturón o faja de maternidad.
  • Acude a algunas sesiones con un fisioterapeuta para aprender técnicas de posicionamiento adecuadas y cómo trasladarse dentro y fuera de la cama, así como dentro y fuera de sillas y automóviles.

Si el dolor es severo o tiene hallazgos neurológicos (cambios sensoriales o debilidad), es posible realizar una inyección espinal para aliviar el dolor, utilizando ultrasonido en lugar de guía de rayos X, comentan los doctores que atienden estas afecciones.

Los rayos X se evitan durante el embarazo porque la radiación puede dañar al feto.

La mayoría de los médicos aprobarán un paciente para una resonancia magnética si lo consideran necesario, pero solo después del segundo trimestre.

Se recomienda a las mujeres que comuniquen al doctor que controla su embarazo si el dolor se vuelve constante, se vuelve más frecuente o se vuelve más severo.

No olvides compartir
  •   
  •   
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *