Cómo tener una vida sexual sana si padeces herpes

Ser diagnosticado con la herpes no significa que no puedas tener una grandiosa vida sexual. Utiliza esta guía para ocuparse sin preocuparse.

Dato clave para tomar en cuenta:
Una de cada seis personas tiene herpes, pero no todo el mundo tiene síntomas.

Si tienes herpes, es importante ser muy honesto con una nueva pareja.

Puedes reducir el riesgo de propagación del herpes evitando el sexo durante los brotes y utilizando condones masculinos.

Si recientemente te han diagnosticado herpes, no estás solo. Una de cada seis personas tiene esta enfermedad de transmisión sexual (ETS), según los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades .

El herpes genital es causado por uno de dos virus: el herpes simple tipo 1 o 2.

Quienes tienen la infección experimentan brotes ocasionales de llagas dolorosas o ampollas alrededor de sus genitales.

Pero no todo el mundo con herpes tiene síntomas, lo que puede hacer que sea muy difícil detener la propagación de esta ETS. De hecho, un estudio de abril de 2011 publicado en The Journal de la American Medical Association encontró que la gente que no sabe que tiene el virus, es quien está en mayor riesgo de transmitirlo a sus parejas.

La buena noticia es: Que es posible tener una gran vida sexual cuando se tiene herpes. Padeciendo la enfermedad no te quita ninguna capacidad de tener intimidad, pero debes tener la información de cómo vas a tener relaciones sexuales.

Cómo tener una vida sexual sana si padeces herpes

Cómo tener una vida sexual sana si padeces herpes

Comunícate con tu pareja

Si tienes herpes, es importante ser abierto y honesto con una nueva pareja. Esta es una conversación que tienes que tratar si sientes que vas a ser sexualmente activo(a) con alguien nuevo. Lo mas adecuado es que ambas personas deban realizarse una prueba de ETS (incluso si ya sabes que tienes herpes, también debes hacerte la prueba de otras enfermedades). De esta forma cada quien sabrá que es puede tener, y funciona como un constructor de confianza, de lo contrario, ocultar la información puede ser un dolor de cabeza y motivo de ruptura posterior.

Estar abierto protegerá a ambos y ayudará a tu pareja a entender por qué quiere usar condones.

Toma medidas para prevenir la propagación

Una de las primeras preguntas que hacen las personas cuando se les diagnostica el herpes es:

¿Cuál es el riesgo de contagiar de herpes a mi pareja sexual?

Las probabilidades no son bajas, pero si tomas en cuenta los siguientes puntos puedes anularlas.

1. Evita el sexo durante los brotes

Aunque es poco probable que quieras tener relaciones durante un brote, es importante saber que este es el momento en que el virus es más activo y más probable que sea transmisible. Espera hasta que todos tus síntomas desaparezcan, incluyendo cualquier llaga, comezón y hormigueo.

2. Utiliza condones masculinos

El uso constante de condones disminuirá el riesgo de transmitir herpes a tu pareja. Con el tiempo, las parejas en relaciones monógamas pueden decidir renunciar por completo al condón. A medida que tu relación progresa, habla con tu pareja para que pueda hacer una elección que funcione para ambos.

3. Use medicamentos adecuados

Habla con tu médico acerca de algún medicamento antiviral para suprimir el virus. Puedes tomarlo para acelerar la curación en el inicio de un brote, o diariamente si sufres de brotes frecuentes. La investigación ha demostrado que tomar Valtrex diariamente como terapia supresora puede reducir la transmisión en aproximadamente la mitad.

No olvides compartir
  •   
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *