Gastroenterología y enfermedades del hígadoReflujo

El reflujo ácido | síntomas, causas y que comida evitar

El reflujo ácido puede ser una condición seriaSi experimentas una nueva aparición de signos y / o síntomas compatibles con el reflujo ácido o la acidez estomacal, debe consultar a un médico de manera prioritaria.

El reflujo ácido está altamente relacionado con la obesidad y el riesgo de ataque cardíaco.

Si bien los medicamentos pueden aliviar temporalmente los síntomas, debe buscar una solución de salud a largo plazo.

La acidez es un síntoma de reflujo ácido.

La acidez estomacal, por más incómoda que sea, no es el verdadero problema; Es simplemente el síntoma terrible y ardiente del reflujo ácido.

Si se deja que continúe en su camino de lava de irritación esofágica, puede provocar la Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico (ERGE), que a su vez puede provocar tos crónica, sueño interrumpido, laringitis y asma.

El Impacto del Asma en las Mujeres

Afortunadamente, esta condición no es un hecho aleatorio. Al comprender las causas del reflujo ácido, cómo cambiar los hábitos alimenticios para adaptarse a él y aprender algunas recetas, podemos dejar el sabor amargo que queda en nuestra boca.

la acidez un síntoma común del reflujo ácido
la acidez un síntoma común del reflujo ácido

¿Qué es el reflujo ácido?

Casi todo está en el nombre: el reflujo ácido es el desplazamiento del ácido estomacal hacia el esófago. Esto sucede cuando la válvula de entrada a su estómago (el esfínter esofágico inferior) permanece abierta durante demasiado tiempo o no se cierra completamente después de que la comida pasa a través de ella.

Tu estómago está construido para contener el ácido. Tu esófago no lo es. Es por eso que sentirse lleno está asociado con la satisfacción y el reflujo ácido con un final rápido y misericordioso.

¿Qué causa el reflujo ácido?

Hay muchas razones por las que puede estar experimentando reflujo ácido. Es posible que se haya consumido demasiados alimentos, que seas obeso, que tenga un esfínter esofágico inferior defectuoso, una hernia hiatal o que se esté experimentando una malabsorción de carbohidratos.

Comer demasiado.Como cualquier bolsa, tu estómago solo puede contener un tato. Comer demasiado, o beber demasiado (especialmente el café y el alcohol), puede llenar el estómago más allá de un punto saludable. Si no puedes decir «no» a un bocado más, intenta comer más lentamente o consume alimentos más saludables en tamaños más pequeños.

Obesidad. La grasa extra transportada alrededor de la cintura ejerce una presión adicional sobre el estómago y el intestino delgado. Ciertos movimientos del cuerpo, como doblarse o inclinarse, pueden comprimir el estómago, forzando el ácido del estómago a través del esófago.

Hernia hiatal. Desafortunadamente, el cuerpo no siempre se mantiene en la forma que desea, y esto es precisamente lo que sucede con una hernia de hiato. El hiato es una abertura en el diafragma que separa el esófago del estómago. Una hernia hiatal ocurre cuando el hiato se mueve por encima del diafragma, bombeando el estómago hacia el esófago, permitiendo que pase el ácido del estómago.

Malabsorción de carbohidratos. Este es uno de los más complicados que nos obliga a comprender la relación entre la dieta, el funcionamiento de la flora intestinal y el impacto que puede tener en la salud.

Carbohidratos, bacterias intestinales y gas. Las bacterias intestinales aman una buena pasta tanto como tu. Los carbohidratos que consumen en alimentos como el penne, la papa, el arroz y los cereales les permiten vivir, moverse y, finalmente, generar gases.

Un montón de gas: alrededor de 10 litros o más de tan solo 30 gramos de carbohidratos. Este gas, el hidrógeno y el metano, es lo que nos hace eructar o sacar gases(pedos, como coloquialmente se conocer). Sin embargo, cuando tienes un crecimiento excesivo de bacterias intestinales que consumen más carbohidratos que no puedes absorber, esto produce exponencialmente más gas. Este gas acumula presión interna.

Lo que tus gases dicen sobre tu salud

¿Cuáles son otros problemas asociados con el reflujo ácido?

El reflujo ácido tiene muchos compatriotas angustiantes, entre ellos: Asma, síndrome del intestino irritable, obesidad, sobre crecimiento bacteriano del intestino delgado.

La mejor manera de pensar acerca de su intestino y sus problemas de salud es como un ecosistema. Los ecosistemas florecen cuando están equilibrados; y para hacer esto, podemos evitar ciertos alimentos y asegurarnos de que estamos obteniendo muchos otros.

Alimentos que debes evitar cuando tienes reflujo ácido.

Si padeces reflujo, probablemente sepas mejor que nadie qué alimentos pueden causar dolor. Aparte de sus desencadenantes personales, hay varios grupos de alimentos fácilmente identificables que generalmente causan incomodidad entre las personas con reflujo ácido:

  • Alimentos altos en grasa. Su sistema dijestivo obtiene alimentos grasos tan relajantes como usted. Un sistema relajado es ineficiente, así que trata de evitarlos.
  • Alimentos fritos, ricos en almidón: como papas fritas, tacos, quesadillas, flautas,totopos y demás ‘antojitos’.
  • Grasas animales
  • Leches Cremosas
  • Alimentos acídicos. A todos nos gusta un chorrito de limón, pero no a costa de las noches y las bocas amargas. Trata de reducir o evitar otros alimentos ácidos como, Alimentos cargados de cítricos (naranjas, limas, mandarinas), tomates y salsas a base de tomate, vinagre y café.
  • Condimentos y comidas ácidas. Todas las cosas que hacen que el sabor sea divertido pueden causar problemas en el camino, así que procura tener cuidado al comer Ajo, Cebolla u orégano.
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar