Gastroenterología y enfermedades del hígado

Lo que tus gases dicen sobre tu salud

Las flatulencias son tema de comedia para jóvenes y viejos, y no es algo que a menudo sea discutido en plan de salud. Sin embargo, es algo que todos hacemos de vez en cuando. De hecho, tus gases, o los comúnmente llamados «pedos» pueden decir mucho acerca de tu salud y bienestar. Así que huelan o no, los gases dicen mucho sobre tu salud.

¿Qué son los gases?

Los gases o flatulencias son una mezcla de aire que entra en el sistema digestivo «accidentalmente» al respirar (que sería todo el aire que pasa a través de la boca – ya sea por masticar goma de mascar, consumir bebidas gaseosas y comer muy rápido) y el gas producido por la bacterias en tu intestino grueso.

Las bacterias en tus intestinos crean los gases, ya que son los azúcares y almidones en descomposición que tu cuerpo no puede digerir fácilmente.

El proceso de descomposición de bacterias produce aproximadamente entre 2 y 6 tazas de gas por día, y después de que se acumula, lo que necesita es salir por alguna parte.

Los gases por regular, son una señal de que se está consumiendo suficiente fibra, y tienes una colección saludable de bacterias en tus intestinos.

Descifrando las flatulencias

Tal vez te hayas preguntado, si el olor la frecuencia con la que expulsas los gases, puede darte pistas sobre tu salud, pues estas en el lugar correcto para conocer lo que tus gases dicen de ti.

Flatulencias y el olor

Cerca de 1% del gas producido por nuestro intestino no está libre de fragancias. Ese olor es generalmente el sulfuro de hidrógeno, un gas que se crea cuando el cuerpo descompone los alimentos con azufre en ellos.

Lo que tus flatulencias dicen sobre tu salud
Lo que tus flatulencias dicen sobre tu salud

Muchos alimentos muy saludables producen gas que contiene azufre, cuando se digiere. Este gas sale del cuerpo después de la digestión en forma de un gas maloliente. Así pues, si haz estado comiendo carne roja, brócoli, coliflor, habas o los productos lácteos, no te sorprendas si te encuentras con unos gases ligeramente apestosos más adelante.

Flatulencias extremadamente olorosas

Seamos realistas: la mayoría de los gases que notamos no son exactamente de flores de olor. Pero si percibes que el olor del gas es verdaderamente horrible, puede ser un signo de un problema de salud subyacente.

Gases extremadamente olorosos
Gases extremadamente olorosos

Si necesitas expulsar un gas inmediatamente después de consumir productos lácteos, puede ser una señal de que tu cuerpo está teniendo dificultades para descomponer la lactosa ya que la mayoría de las personas tienen intolerancia a la lactosa en algún grado, pueden presentar problemas de gases.

Con menos frecuencia, gases seguidos y muy apestosos pueden ser un signo de un problema crónico, como el síndrome del intestino irritable o la enfermedad celíaca, o una infección como la gastroenteritis. Pero también hay otras razones por las cuales tu sistema digestivo no funciona correctamente.

flatulencias sin olor

Los gases sin olor son, como es lógico, completamente sanos y normales.

No todas flatulencias tiene un olor desagradable. A veces los gases que nadie nota, son simplemente una acumulación de aire tragado mientras hablas o bebes agua con gas al principio del día. Estos gases sin perfume son similares a «eructos», sólo que salen del cuerpo en un lugar diferente.

flatulencias frecuentes

Los gases frecuentes generalmente no deben quitarte el sueño en cuanto a las indicaciones de salud y, de hecho, las persona promedio expulsan gas alrededor de 20 veces al día. Pero hay algunos consejos que pueden ayudar a reducir el exceso de gases y la hinchazón.

Las personas que comen una dieta vegana saludable pueden ser más propensos a las flatulencias frecuentes que sus contrapartes omnívoras. Esto se debe en parte a las dietas ricas estrictas en carbohidratos que consumen los vegetarianos, y el hecho de que muchas verduras (muy sanas) son sulfúricas en la naturaleza (algunas de estas verduras son el ajo y las cebollas que tienen muchos beneficios para la salud), dando lugar a flatulencias después de haberlas consumido.

Sin embargo, si los gases frecuentes se acompañan de malestar, hinchazón, o un olor muy malo, puede indicar una alergia a los alimentos. Si encuentras que la frecuencia de gases repunta después de comer productos lácteos como el queso o la leche, o si la frecuencia sube después de comer alimentos que contengan trigo, es posible que visitar a tu médico para un estudio de alérgenos.

Mitos sobre las flatulencias
Sostener un gas por mucho tiempo: ¿Puede dañar tu salud?

Mientras contienes un gas de vez en cuando estas en una reunión o dentro de un ascensor, esto puede hacer que te sientas realmente incómodo.

Contener un gas no hará que este desaparezca por arte de magia. De hecho, es probable que te cause inflamación y un poco dolor abdominal. Si sientes la necesidad de expulsar un gas, lo mejor es dejarlo salir, aunque a veces no es lo mas correcto socialmente hablando.

Algunas flatulencias muy ruidosos, mientras que otros se escapan de manera silenciosa.

Hay alguna diferencia entre los ruidosos y los silenciosos? La respuesta es no. El volumen de un gas tiene poco que ver con tu salud y mucho que ver con la posición de tu cuerpo en el momento en que el gas es expulsado. Algunos gases serán muy escandalosos, algunos otros serán tranquilos. Algunos pueden durar segundos en salir, mientras que otros son un mero soplo de aire. Ninguno de estos factores tienen ninguna incidencia en la salud de tu cuerpo.

Hombre contra mujer: ¿existe realmente una diferencia?

Los hombres suelen hablar mas del tema de manera cómica o graciosa, mientras que las mujeres, al parecer no expulsan gases.

La verdad es que los hombres y mujeres expulsan gases en la misma frecuencia y tanto hombres como mujeres producen gases malolientes.

Mientras anticuadas convenciones sociales de la época victoriana y más allá dictan que las mujeres educadas deben evitan expulsar gases en compañía de otros, esto no quiere decir que no sientan la necesidad de dejar escapar un gas con menos frecuencia que sus homólogos caballeros.

Oler flatulencias tiene algún beneficio

Sorprendentemente, un compuesto contenido en los gases llamado sulfuro que es responsable por el olor a huevo podrido de un apestoso gas en realidad puede ser bueno para tu salud. Por lo tanto, no sólo es el acto expulsar gases es una cosa normal, natural y de alivio que puedes hacer, conseguir un tufillo de ese olor asqueroso realmente puede traer de beneficios para la salud.

En un estudio realizado en la Universidad de Exeter, los investigadores encontraron que la inhalación de pequeñas cantidades de este compuesto gaseoso tenía propiedades de protección contra el daño de las mitocondrias celulares e incluso contra el cáncer.

La mitocondria es la «potencia» de las células. Prevenir o revertir el daño mitocondrial es una estrategia clave para los tratamientos de una variedad de condiciones, tales como accidente cerebro-vascular, insuficiencia cardíaca, diabetes y artritis reumatoride, la demencia y el envejecimiento. Las mitocondrias determinan si las células viven o mueren y regulan la inflamación. Mitocondrias disfuncionales están estrechamente vinculados con la gravedad de la enfermedad.

El estudio fue publicado en la revista Medicinal Chemistry Communications, y un estudio de seguimiento, publicado en la revista de óxido nítrico con colaboradores de la Universidad de Texas Medical Branch también encontró que el compuesto impide selectivamente daño a la mitocondria.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

6 comentarios

  1. Hola sufro de gases con mucho olor.. a podrido. Ya no consumo lácteos porque me hacen mal., Ni harinas blancas. Solo avena ( poca)
    Pueden ser los frutos secos? O el huevo? Todo me hace mal! A qué médico debería visitar ? Un clínico? Gastroenterólogo ? O nutricionista??

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar